Pro y contras de las rutinas fullbody o cuerpo completo

Pro y contras de las rutinas fullbody o cuerpo completo 1

En el marco de la musculación existen múltiples rutinas, pero desde hace años sólo se suelen conocer las rutinas divididas por grupos musculares. Por ello intentaremos explicar las características, ventajas y desventajas de las rutinas fullbody.

 

La base primordial de las rutinas fullbody es la de trabajar todos los músculos en una sola sesión. Sea cual sea nuestro propósito, ganar músculo, fuerza o incluso perder grasa, una rutina de cuerpo completo puede contribuir mucho a lograrlo. Entre otros beneficios, la respuesta hormonal a entrenamientos de esta índole es bastante adecuada en la búsqueda de una ganancia muscular.

Se basa fundamentalmente en la combinación de ejercicios multiarticulares, dejando como complementarios los ejercicios accesorios monoarticulares. En lo que respecta a la frecuencia del entrenamiento, inicialmente son rutinas preparadas para llevarlas a cabo durante tres días a la semana. Pero si quisiéramos entrenar más días, podríamos ajustarlas a nuestras preferencias sin inconvenientes. Asimismo, son rutinas que nos permitirán recuperarnos de manera rápida, logrando hacer sesiones de entrenamiento ciertamente intensas a lo largo del tiempo. Con las rutinas fullbody estimulamos cada uno de los grupos musculares primarios tres veces a la semana.

En cuanto a las ventajas de las rutinas fullbody, encontramos:

  • Buena planificación para primerizos: si vas a comenzar a mover mancuernas, opta por una rutina fullbody y te va a brindar grandes beneficios a la hora de recuperarte tras cada sesión de entrenamiento. A su vez, las ganancias de masa magra y de fuerza son bastantes visibles y si recién empiezas el gimnasio es una buena opción.
  • Notoria ganancia de fuerza: gracias a la periodicidad que tiene este tipo de rutina, la progresión en el incremento de fuerza suele ser muy buena. Se descansa lo necesario y suficiente para poder llevar a cabo sesiones indubitablemente intensas.
  • Son óptimas para perder grasa: cuando la meta es ésta, una buena rutina a seguir es una fullbody que nos permita aumentar la fuerza para mantener la mayor masa magra posible. Asimismo, podemos organizar dos días pesados y un día de circuito metabólico.
  • Son óptimas para incrementar la fuerza: por lo general, los tipos de rutina encaminados a la fuerza están basados en este sistema.
  • Compatibilidad con otros deportes: este tipo de rutinas puede alternarse con cualquier otra área deportiva ya sean deportes colectivos como más individuales.
  • Buena respuesta hormonal: para que se dé un crecimiento de masa muscular, existen tres hormonas de suma importancia que intervienen en éste: testosterona, el factor de crecimiento de la insulina y la hormona de crecimiento GH. Con este tipo de rutinas fullbody se produce una gran demanda incrementando los niveles de estas hormonas anabólicas, superior al que se genera entrenando por grupos divididos.

Las desventajas de este tipo de rutinas son:

  • Falsa creencia de poca progresión: al ser rutinas que permiten tanto descanso muscular, muchas veces creemos que al no tener gran congestión muscular durante el entrenamiento y al poder descansar tanto luego, nuestro progreso será menor y esto es totalmente falso.
  • Exige buena planificación: si nuestro propósito es entrenar durante dos días seguidos, debemos saber elegir la intensidad apropiada para nuestro cuerpo y nuestras posibilidades. Al ser rutinas que exigen de mucha intensidad, nuestro sistema nervioso central debe descansar lo suficiente entre una sesión y otra.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios