¿Por qué razones puedes ganar grasa? (parte I)

¿Por qué razones puedes ganar grasa? (parte I) 1

La temática salud, y concretamente la obesidad, suele ser cada vez de mayor preocupación ya que los índices de personas con exceso de peso va incrementándose considerablemente. A pesar de los grandes esfuerzos, es imposible notar resultados significativos a corto plazo, siendo que de esta manera, lo ideal es prevenir a los más pequeños. Y por ello vamos a hablar sobre algunas de las primordiales razones que hacen ganar grasa y que por ende debes evitar para tener un estilo de vida mucho más saludable.

Los hábitos alimenticios. La alimentación es el primordial factor por el que una persona puede llegar a desarrollar un cuerpo obeso. La acumulación de grasas está asociada a la cantidad de energías o calorías que se ingieren diariamente. Aproximadamente, el cuerpo humano debe consumir 2000 calorías cada 24 horas, que deben estar apropiadamente distribuidas entre las principales comidas del día. Desafortunadamente, cuando uno empieza a servirse porciones extra, por obvias razones, aumentará el consumo calórico, que en caso de no usarse mediante el deporte, se incitará al crecimiento en el porcentaje de grasa corporal.

Estilo de vida sedentario. Si bien es cierto que la falta de deporte puede deberse a la misma pereza de las personas para mover el cuerpo, asimismo lo es que la sociedad en la que vivimos nos deja muy poco espacio de tiempo para acudir al gimnasio o un centro deportivo. No obstante, esto no debe ser tenido en cuenta como un pretexto del todo válido debido a que en este aspecto, la organización se convierte en factor clave para poder tener una vida mucho más activa.

Realizar actividad física, al contrario de lo que muchos piensan, no requiere de grandes cantidades de tiempo, ya que de hecho, los expertos aconsejan llevar a cabo al menos treinta minutos de ejercicio diario o si se puede más, pero sin llegar a exceder los noventa minutos. Estamos hablando de ejemplos cotidianos, es decir, de personas que sólo pretenden mantener un estado de vida saludable, sin tener que llegar a desarrollar todas las capacidades que sólo se dan en los atletas profesionales.

El mal concepto de la dieta. Estar a dieta no quiere decir morir de hambre, sino todo lo opuesto, contar con una base de alimentos que puedan crear un balance de nutrientes para el organismo, de modo que pueda funcionar en las condiciones más óptimas.

Una dieta bien estructurada puede incluir hasta cinco o seis comidas, pero eso no significa que deba tener más calorías en comparación con una dieta que sólo tenga tres. Todo depende del tipo de alimentos que uno consuma.

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios