Mitos y verdades sobre la gimnasia localizada (parte I)

Mitos y verdades sobre la gimnasia localizada (parte I) 1

Los abdominales contribuyen a la quema de grasas, los ejercicios con peso incrementan el volumen muscular, utilizar una faja sirve para perder kilos…suelen ser afirmaciones frecuentes pero, ¿son ciertas?

La gimnasia localizada permite tonificar y fortalecer los distintos grupos musculares mediante ejercicios concretos para cada zona corporal, llevados a cabo  en varias repeticiones. Por sus consecuencias positivas sobre los músculos y por el bienestar general que genera a nivel corporal, es una de las actividades físicas más conocidas entre las mujeres.

No obstante, entorno de la gimnasia localizada y sus beneficios existe una serie de falsas creencias que producen confusión entre quienes la practican. Por ello develamos los mitos más habituales sobre la gimnasia localizada, para que mejores tu rutina de ejercicios y logres resultados más duraderos y rápidos.

La gimnasia localizada contribuye a disminuir la grasa en partes específicas. Esto es falso. Si bien esta gimnasia es muy efectiva y buena, debido a que modela y tonifica, no quema grasas porque no se trata de un trabajo aeróbico. No existen estudios que demuestren que el tejido adiposo subcutáneo  se reduzca con trabajo localizado.

Una de las zonas corporales que más cuesta modelar son los glúteos. Es verdadero. A la mayoría de las mujeres les cuesta fortalecer y dar forma a los glúteos ya que se trata de músculos que pierden tonicidad rápidamente, más aún en personas sedentarias. Como sucede en todos los casos, existen excepciones, y en eso la genética juega un rol esencial. Por otra parte, está relacionado con la edad: cuanto más tiempo pasa sin ejercitarlos o se los empieza a hacer a mayor edad, más cuesta lograr esos resultados esperados. Para poder lograrlo, es necesario llevar a cabo gimnasia localizada con constancia y complementar con una apropiada rutina personalizada de aparatos, acorde a los propósitos de cada mujer (incrementar el volumen, levantar, endurecer, o una combinación de todas). Otros grandes aliados son: caminar rápido, subir escaleras, andar en bicicleta, bailar y nadar.

Existen ejercicios para levantar el busto. Falso. Los ejercicios para músculos pectorales sirven para mantenerlos firmes pero, en el caso de las mujeres, no levantan o incrementan el volumen del busto. No obstante, con una musculatura tonificada, se obtiene un mejor sostén para las mamas. A la larga, ayuda a la prevención de la caída y de la flacidez. Así mismo, si la espalda y los hombros se mantienen derechos, se muestra una mejor actitud postural y un aspecto físico más elegante.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios