Ejercicios físicos para mantener la salud en la próstata

Ejercicios físicos para mantener la salud en la próstata 1


La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductivo masculino. Ayuda a producir semen, el líquido que contiene el esperma. Con la edad, la próstata aumenta lentamente de tamaño, y si el tamaño se agranda demasiado puede causar problemas-

La próstata de un joven tiene el tamaño aproximado de una nuez. A partir de los 50 años, existen más posibilidades de padecer problemas prostáticos.

Para evitar la aparición de estos problemas, existen ejercicios físicos que ayudan a la próstata y que además apoyan el tratamiento de las patologías prostáticas, están dirigidos a fortalecer el suelo pélvico. Se ha comprobado además que la práctica de ejercicio físico aeróbico de manera moderada reduce la mortalidad por cáncer de próstata.

Esta actividad física debe ir acompañada de un plan dietético-alimenticio adecuado y de un tratamiento médico en caso de que los problemas prostáticos sean de gravedad.

Ejercicios que ayudan a la próstata

Cualquier tipo de ejercicio físico ayuda a mantener el organismo caliente. Un clima frío y la falta de actividad física pueden empeorar los problemas de próstata. Entre las actividades físicas  más recomendadas estás: caminatas de 30 a 60 minutos al día o al menos tres veces por semana, natación, gimnasia, aerobic… No se recomienda la bicicleta, pues puede ejercer presión en el área pélvica y disminuir la circulación sanguínea.

Además de ejercicios físicos, existen otras alternativas como los suplementos para aliviar los problemas de próstata, que se muestran eficaces si se combinan con hábitos saludables tanto de alimentación como de ejercicio físico.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel son ejercicios utilizados para fortalecer el músculo pubo-coccígeo, tanto en hombres como en mujeres. Se trata de un músculo que va desde el hueso pélvico gasta la base de la columna y soporta los órganos de la pelvis. Ayuda al funcionamiento de los esfínteres tanto en hombres como en mujeres. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a tratar los dolores de próstata, y en los hombres también están recomendados para tratar la incontinencia y la eyaculación precoz.

Para comenzar con los ejercicios de Kegel, el primer paso es identificar el músculo pubo-coccígeo. Para ello hay que intentar retener el flujo de orina mientras se está orinando, el músculo que se tensa es el músculo pubo-coccígeo.

Los ejercicios consisten en comprimir el músculo del mismo modo a cuando se está orinando. Contraerlo y relajarlo en repeticiones de 10 veces, y repetir estos ejercicios regularmente durante el día.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios