Maneras de aliviar el dolor muscular post-entrenamiento

Maneras de aliviar el dolor muscular post-gimnasio 1

El dolor muscular se puede producir de unas doce a veinticuatro horas después de realizar algún tipo de ejercicio. Los dolores en los músculos suelen ser habituales en el inicio de la rutina, o después de un entrenamiento muy pesado. El dolor se debe no sólo a micro desgarres en las fibras musculares sino también por las toxinas que acumulan. Al entrenarse, los músculos van acopiando ácido láctico, lo que provoca ese dolor. Existen maneras de reducir este ácido y de esta forma no sentir tanto dolor muscular.

Estas formas para evitar y disminuir el dolor muscular post-entrenamiento son:

  • Bañarse con agua caliente, o estar en un sauna, durante diez minutos, debido a que el agua caliente relaja y desinflama los músculos. Asimismo, el calor hará que la sangre circule más rápido, admitiendo una eliminación más rápida de las toxinas del músculo. También puedes utilizar sulfato de magnesio en una bañera de diez a veinte minutos para ayudar a desinflamar los músculos causantes de dolor.
  • Además, podrías usar frío, alternando el baño de agua fría con la caliente. Con el frío, se desinflama; con el calor, como dijimos, la sangre fluye mejor. Te recomendamos que comiences con el frío y sigas con el calor. Cuando se trata de lesiones, golpes, esquinces, etc. se aconseja más el frío.
  • Recibir masajes en la zona corporal afectada, hasta por veinte minutos, mientras los músculos aún están calientes. Así, se te aliviará la tensión y eliminarás las toxinas musculares. Los movimientos de los masajes deben ser lentos y suaves para un mejor efecto. Repetir todos los días hasta lograr mejoras. Otra alternativa es la terapia con técnicas de liberación activa.
  • Según cuáles sean los lugares afectados y en qué grado lo estén, puedes optar una recuperación activa; esto es, recuperarte mientras sigues llevando a cabo los ejercicios, pero no con ejercitación fuerte o intensa.
  • Comer nutritivamente también contribuye a evitar este tipo de dolores. Los músculos adoloridos necesitan proteínas, carbohidratos y grasas para su recuperación. Igualmente, se requiere de una buena hidratación, como mínimo un litro de agua pro día, porque la deshidratación incrementa el dolor y puede generar calambres musculares.
  • Hay quienes dicen que el estirarse luego de cada entrenamiento ayuda a la eliminación de toxinas que ocasionan el dolor muscular, y otros que mantienen que realices o no los estiramientos, no habrá ninguna diferencia en lo que refiere al dolor muscular. Sea como fuere, el estiramiento te ayudará a no sufrir alguna lesión.

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios