Abdominales oblicuos

Abdominales oblicuos 1

En esta nota te brindaremos información acerca de algunos ejercicios que puedes realizar para mejorar tus abdominales. Recuerda siempre que lo mejor es llevarlos a cabo con la mejor técnica posible. Intenta no realizar movimientos bruscos y, en todo momento, trata de que prime el control. A su vez, protege tu zona lumbar. Siempre estate atento a estas cuestiones que por mínimas que parezcan son de muy gran utilidad, sobre todo si lo que no se quiere es padecer problemas posteriores.

Encogimiento alterno. Este ejercicio consiste en los siguientes pasos: acostarse en una colchoneta; llevar cada codo a la rodilla contraria, al mismo tiempo que la otra pierna está extendida. En este caso, la tensión sobre el abdomen queda constante. Por su parte las repeticiones se hacen alternas para cada lado. Estos movimientos pueden ser un tanto difíciles para aquellos que recién empiezan. Por ello, recomendamos comenzar con los ejercicios que abajo describiremos.

Encogimiento para oblicuos. Este ejercicio se puede realizar en cualquier parte. Acostado sobre una colchoneta, lleva a cabo todas las repeticiones de un lado y luego, las del lado opuesto. Se puede incrementar su dificultad levantando las dos piernas a la par que se efectúa el encogimiento.

Encogimiento a rodilla contraria. En lo que a este ejercicio refiere, es bastante similar al de encogimiento alterno. Su diferencia radica en que éste es menos intenso ya que las piernas reposan sobre el piso (en el otro tipo de ejercicio, las piernas yacían elevadas). Primero realiza las repeticiones para un lado y posteriormente para el otro. Ten muy en cuenta que el movimiento debe ser siempre lento y controlado. De esta manera evitarás dolores en el cuello. Es de suma importancia que sientas cómo trabajan los oblicuos e intentes localizar el esfuerzo en esa zona. De lo contrario, estaríamos hablando de un indicio que da pauta de que el ejercicio no está siendo bien efectuado.

Abdominales bicicleta. Este ejercicio se ve cotidianamente. Las personas pedalean velozmente como si fuesen ciclistas profesionales y como si ésa fuera la forma correcta para llevar a cabo este entrenamiento. En realidad, la forma más adecuada y pertinente para obtener mejores resultados, es hacerlo más lento y pausado. Lo relevante aquí es que se busque la congestión abdominal para que se estimule el crecimiento del músculo en cuestión.

Ten consideración de estos tan abandonados abdominales. Cuando están bien entrenados y cuando la grasa corporal es baja, colaboran completando el recto abdominal, y de esta forma, le dan a la cintura una perspectiva más afinada y delgada.

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios