Un deporte extremadamente original

Un deporte extremadamente original 1

El juego del Bossaball fue creado entre 2003 y 2005 por Filip Eyckmans, un belga residente en España desde hace más de diez años. Desde muy joven, fue jugador en el equipo nacional de tenis de Bélgica, mientras en su tiempo libre practicaba fútbol. A comienzos de los noventa, se convirtió en manager de bandas musicales y participó en muchos festivales a lo largo del mundo.

En uno de sus diversos viajes en Brasil fue cautivado por el fenómeno afro-brasilero de la Capoeira en una plaza de un suburbio de Arrecife. Le encantaron también las asombrosas vibraciones de los atardeceres en las playas de Brasil, donde el fútbol, el vóley en la playa, la música y el baile se fusionaban.

A finales de los noventa, cuando el fenómeno del vóley playa explotaba y podían verse camas elásticas e inflables en la mayoría de los centros comerciales, Eyckmans comenzó a tramar su combinación de música y deportes. Buscaba una fusión de distintas técnicas corporales, un deporte con más movimiento que saques y bloqueos, un concepto donde los gimnastas pudiesen combinar sus movimientos con elegantes toques a lo Zidane, un juego que permitiese disfrutar de una impresión enteramente nueva de rematar una pelota desde alturas nunca antes experimentadas.

Bossaball había emergido: una mezcla de fútbol, volley y gimnasia, cubierta con un original marco musical.

Si alguna vez quisiste experimentar los fluidos movimientos de la capoeira, o del vóley playa, o eres un fan del fútbol o te ves más a ti mismo como consumado bailarín, bossaball puede ser una buena opción. Ésta combina todo ello y más en un juego que has de ver jugar y de probar para creer. Es una alternativa muy divertida. Hablamos de un juego de pelotas entre dos equipos, una mezcla de voleibol, fútbol, gimnasia y capoeira. Bossaball mezcla componentes de esos deportes en un campo con camas elásticas e inflables, dividido por una red.

El juego puede instalarse en cualquier sitio, en interior o exterior y lleva menos de cuarenta y cinco minutos montarlo y ponerse a jugar. Es asimismo una atracción asombrosa que arrastra adeptos en donde se encuentre.

Es un juego de equipo desarrollado con elementos de varios deportes como dijimos, pero basado en las reglas del voleibol. Se juega sobre una superficie de colchones hinchables y camas elásticas y permite mayor número de toques y mucho mayor espectáculo en los saltos.

 

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios