¿Quieres ponerte en forma tras meses de inactividad? (parte II)

¿Quieres ponerte en forma tras meses de inactividad? (parte II) 1

Si han pasado entre cuatro y ocho semanas sin ejercicio y no ha cambiado su dieta, podríamos decir que su condición física se está perjudicando. Pero hay esperanzas de recuperar su anterior condición.

Cuando se quiere volver a recuperar la forma luego de un parón, existen dos recomendaciones básicas: tener paciencia y llevar una progresión en el entrenamiento. El primero está asociado con el deportista que debe realizar un trabajo mental para dosificar sus ansias de entrenamiento y sus ganas de intentar recuperar lo perdido. El segundo depende más del entrenador, quien durante los primeros días debe orientar la situación para desarrollar la actividad de modo gradual en intensidad y volumen porque, de lo contrario, lo único que se conseguirá será caer en una lesión por falta de adaptación.

Si es de los que asistía todos los días al gimnasio, tendrá que aceptar que en estos nuevos comienzos su cuerpo responderá mejor y con mayor seguridad si empieza poco a poco: dos días a la semana. La máxima en esta etapa es: sin prisa pero sin pausa.

El tiempo necesario para recuperar nuevamente la forma va a depender de muchos factores, así como también la intensidad y regularidad con la que se pueda empezar la actividad. A más tiempo de inactividad, mayor será el tiempo de recuperación. El deportista que lleva más tiempo ejercitándose volverá más rápidamente a estar en forma.

De todos modos, piense en el deporte no  sólo como un tratamiento para mejorar su estética sino como un método de positivismo personal. Lo ideal sería tener el propósito de sacar algo de tiempo cada día para poder realizar un poco de ejercicio aeróbico, sea nadar, correr o ir en bicicleta. De esta manera, favorecernos de todo lo que la actividad nos brinda para la salud física y mental.

Para ponerte en forma es indispensable que realices un calentamiento antes de comenzar la práctica y estiramiento al terminar. Asimismo es aconsejable meter ejercicios de fuerza sencillos y sin apenas resistencia.

Usted debe darse cuenta de que la técnica que necesita adoptar para recuperar la forma y el tamaño es muy relevante. Asimismo es importante acoplar la rutina de ejercicios con una dieta adecuada y nutritiva. No debes descuidar tu alimentación. Una dieta sana y equilibrada multiplicará los resultados del ejercicio. Además, debes motivarte y no perder las esperanzas incluso si no logras los resultados deseados en el tiempo estipulado.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios