Plazas y parques: gran gimnasio al aire libre

Plazas y parques: gran gimnasio al aire libre 1

Se desarrolla la tendencia de realizar ejercicios en aparatos instalados en plazas y parques; solos o con entrenador. La idea es moverse sin tener que depender de un gimnasio o encontrarse encerrado en él. En este artículo te presentaremos los aparatos que componen los circuitos, cómo utilizarlos y sus beneficios.

La plaza también puede ser considerada como un gran gimnasio al aire libre. De este modo crece esta moda de ir a entrenar en las postas de uso gratuito. Lo ideal es hacer una combinación de caminata o salir a correr y añadir un rato de ejercicios en los aparatos fijos. Mientras que los más rigurosos y exigentes incrementan su utilización con la ayuda de personal trainer, la idea es ponerse en forma sin tener que encerrarse en un gimnasio.

Estos aparatos situados al aire libre están abiertos al público en el horario de cada parque o plaza. No se trata de aparatos de fuerza para que las personas desarrollen hipertrofia o musculatura como ocurre con los de un gimnasio, sino que están pensados para trabajar según el propio peso corporal. Son de baja intensidad, aconsejables como complemento de una actividad física de índole aeróbica y aptos para que todos puedan utilizarlos.

En cuanto a la cinta caminadora, es esencial subir con cuidado y usar las barras laterales de seguridad. Posee rodamientos en el suelo, pequeños y muy rápidos sobre los que se camina simulando el paso sobre suelo firme. Este aparato trabaja todo el tren inferior. Fortalece los glúteos, isquiotibiales y cuádriceps. Asimismo quema grasas y tonifica.

En lo que respecta al aparato llamado dorsalera simple, es un artefacto en el que uno se sienta, agarra las barras y se levanta a sí mismo (sube y baja usando el propio peso corporal como carga). Sus beneficios son: estimula la musculatura dorsal y de brazos (bíceps), produce buena movilidad y articulación de los hombros.

El elíptico doble es un aparato en el que se apoyan los pies sobre dos soportes y hay que agarrarse de dos barras y coordinar el movimiento entre brazos y piernas. Combina distintas actividades tales como: caminar, escalar y pedalear. Sus beneficios son: cardiovascular y de coordinación. Además trabaja todo el tren inferior, movimiento y articulación, y la zona alta de brazos y tronco.

Para utilizar el flotador doble, hay que subirse a dos plataformas, una para cada pie, y agarrarse de una barra de seguridad frontal, quedando suspendidos en el aire, sólo apoyados sobre los pies, que por el mecanismo de vaivén se balancean hacia adelante y atrás. En lo que refiere a sus beneficios, se ejercita la musculatura de las piernas y la parte baja de la columna lumbar. Asimismo trabaja la resistencia aeróbica y muscular.

El remo doble requiere estar sentados sobre un asiento en el cual hay que tomarse de unas barras, y con los pies apoyados traccionar hacia las barras deslizando todo el aparato hacia atrás, logrando la flexión de brazos y recostando el tronco suavemente. Se empujan las barras hacia adelante, para regresar al a posición del comienzo. Sus beneficios: se ejercitan los músculos dorsales y del pecho con la colaboración secundaria de piernas y brazos.

El aparato twister triple requiere que la persona se pare sobre un plato giratorio y ubique sus pies juntos, semiflexionando las rodillas y comenzando con movimientos de rotación, llevando las rodillas hacia un lado hasta acercarnos al tope articular (no hay que intentar excederlo). Sus beneficios son: ejercitar la zona lumbar y dorsal; brazos y piernas que trabajan de modo isométrico, sin variación de su posición, impulsan y detienen el cuerpo en cada rotación.

En lo que respecta a los volantes chicos cuádruples, el propósito es hacer girar dos ruedas simultáneamente en el mismo sentido o contrario, las cuales tienen un agarre para cada mano. Ambos brazos se mantendrán en posición hacia arriba. Sus beneficios refieren a la activación del retorno venoso, musculatura de brazos y de hombros, coordinación y tonificación general suave.

Los resultados de llevar a cabo una rutina de esta índole son muy positivos. Dentro de ellos encontramos: movilización muscular, articular, cardiovascular, aeróbica y tonificación básica. Ayuda en la quema de grasas, disminución del estrés y reducción del riesgo de hipertensión, diabetes, colesterol y osteoporosis.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios