¡Peso libre!

¡Peso libre! 2

Cuando entrenamos, por lo general, nos abocamos a los mismos ejercicios, a la misma rutina centrada en máquinas. Esto no nos permite alterar la rutina a nuestro antojo, sino por el contrario, seguir una línea de ejercicios pautados de antemano. Es por ello que, en este caso, queremos brindarte información acerca de las ventajas que existen en la utilización del peso libre, el que nos permite liberar un poco más nuestra mente, en busca de una rutina más a nuestra manera, a nuestras preferencias. La imaginación tiene más lugar, la libertad del cuerpo para el movimiento, también.

Habitualmente, no suele usarse el peso libre para los entrenamientos porque requiere de un cierto control del cuerpo y de distintos movimientos en el momento de llevar a cabo los ejercicios.

Primero, es necesario saber de qué hablamos cuando decimos peso libre. Podemos mencionar, dentro de esta designación, a todas las pesas, mancuernas, rusas, balones medicinales, entre otros. En fin, todo aquél peso que nos permita libertad de movimientos cuando realicemos un ejercicio y, a su vez, no nos obligue a someternos a un recorrido pautado y controlado, como sí lo hacen las máquinas en un gimnasio.

En cuanto a los beneficios, el más importante es la libertad de movimiento. Esto nos permitirá acceder a un trabajo mucho más a gusto, a trabajar mejor los músculos en los que vamos a centrarnos, ya que al llevar a cabo un movimiento de índole más natural, lograremos trabajar muchas más partes de los músculos que utilizando una máquina.

El entrenamiento va a ser más completo y además más efectivo porque, en relación a lo anterior, también hay que tener en cuenta que la labor de los estabilizadores del cuerpo es mucho mejor.

Por todas esas razones y al asemejarse a movimientos que uno podría ejercer de manera más natural con el cuerpo, los ejercicios terminarán resultando muchísimo más sencillos.

Es de suma relevancia que seamos precavidos y cuidadosos cuando optemos por este tipo de entrenamientos. Decimos esto porque se requiere de un gran control tanto del cuerpo como de los movimientos. Si no realizamos correcta y adecuadamente los ejercicios, el riesgo de lesión aumentará.

Es por ello que recomendamos entrenar con peso libre a aquellas personas que cuenten con una base previa al respecto. Es necesario tener ciertas nociones y un gran control sobre el propio cuerpo.

Otro beneficio que tiene es que mejora el control corporal. Constituye una muy buena manera de trabajar el equilibrio (necesario para poder hacer determinadas posturas). Si a esto agregamos peso, que no es el que está acostumbrado el cuerpo, deberemos agudizar aún más el equilibrio y controlar aún más el cuerpo. Y, no sólo eso. También tiene su lugar la concentración, la que requiere de control mental para efectuar el ejercicio con eficacia. Por esta razón es que también es beneficioso para el cerebro y para ponerlo a trabajar.

De esta manera trabajamos partes del cuerpo que de otra forma apenas tocaríamos. Pero, hay que recalcar también, que el riesgo de lesión es mayor. Por lo que es imprescindible que se controlen los entrenamientos de esta índole.

Lo ideal es alternar entrenamientos con peso libre con otras rutinas de entrenamiento (con máquinas por ejemplo), ya que éstas también son muy provechosas. Una de las ventajas de estas últimas consisten en que la concentración muscular es mayor. La combinación de ambas rutinas constituirá una totalidad completa y plenamente fructífera.

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios