Parkour: un deporte de riesgo

Parkour: un deporte de riesgo 1

El parkour es una disciplina de origen francés. Consiste en desplazamientos en cualquier contexto. Se utilizan habilidades corporales, intentando llevar esta gimnasia a cabo con la mejor eficacia posible.

Se denomina parkour ya que proviene del término parcours, que en francés significa recorrido.

El equipo de un traceur es muy simple: sólo necesita de calzado y pantalones con los cuales la persona se sienta cómodo y flexible. De todos modos, el equipamiento no es tan importante como lo es la técnica. Es de suma importancia comenzar gradualmente, con prudencia y paciencia. Empezar con una base técnica y física para, paulatinamente, ir incrementando la dificultad en los saltos y movimientos. De esta manera y con precaución los riesgos disminuirán.

La preparación para efectuar esta disciplina, refiere no sólo a lo físico, sino también a lo psíquico. Asimismo, hay que tener en cuenta el equilibrio, la postura y la potencia. Los movimientos se caracterizan por su fluidez, rapidez y eficiencia. Éstos no deben ser considerados estándar; todo lo contrario, existen una infinidad de variaciones, dependiendo del momento y la necesidad del trayecto.

El parkour implica trasladarse por cualquier superficie, sobrepasando obstáculos de la forma más veloz y fluida posible; y sólo con el cuerpo. Para sus adeptos, el desafío aumenta cuanto más intrincado es el recorrido. Y eso lleva a muchos a plantearse retos desafiantes, hasta moverse entre rejas y paredes o caminar por los techos.

Para efectuar esta gimnasia, se emplea la carrera, la trepa, el salto, equilibrios e innumerables posibilidades para hacer trayectos usando el entorno como pista de entrenamiento.

Si bien es una técnica que cuenta con muchos beneficios, posee igualmente muchos riesgos.

En cuanto a los beneficios físicos, provee de mayor condición física, desarrolla las capacidades motoras, de equilibrio y agilidad corporal, incrementa la dureza y la resistencia del cuerpo y mejora la coordinación mental y muscular. En lo que respecta a las virtudes en el marco de lo mental, mejora en la toma de decisiones en situaciones peligrosas, enfrenta retos que implican temor, planifica de forma anticipada, consciente y controlada los trayectos a seguir, incrementa el desarrollo de la percepción espacial y visual, reduce el tiempo de respuesta a situaciones de riesgo, desarrolla la memoria, la atención dividida, mejora la coordinación motriz y la capacidad de inhibición al momento de efectuar el movimiento.

Los riesgos son constitutivos de los deportes y aún más de los extremos, como es el caso del parkour. Algunas consecuencias negativas: daño de las articulaciones (por ejemplo, a causa de una mala técnica), contracción excesiva de los tendones (por no realizar un estiramiento adecuado), caídas (teniendo en cuenta las distancias, pueden provocar un efecto muy severo, incluso la muerte). En realidad, la lista de los riesgos que conlleva esta práctica puede ser exageradamente enorme.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios