No sobrepasarse con el entrenamiento

Lo ideal es no sobrepasarse con el entrenamiento 1

Como pasa con todas las cosas buenas, es posible pasarse de la raya con el ejercicio. Si bien el ejercicio es una forma asombrosa de mantener un peso saludable, hacer demasiado ejercicio físico para perder peso no es saludable.

El cuerpo necesita suficientes calorías para trabajar de la manera correcta. Si todavía estás en período de crecimiento no olvides que seguirás creciendo durante toda la adolescencia y que necesitarás energía para completar dicho proceso de crecimiento.

Hacer demasiado ejercicio con el propósito de quemar calorías y perder peso puede ser un síntoma de algunos trastornos de conducta alimenticia. Si te surge alguna duda acerca de cuánta ejercitación deberías realizar, consulta al personal de enfermería, a tu médico o algún otro profesional instruido en la temática. Y si alguna vez sientes que el ejercicio te está dominando en vez de lo contrario, habla con tu médico, tus padres o algún otro adulto de confianza.

Al pasarse de la raya, también es posible caer en el error del sobre-entrenamiento. Se trata de algo a lo que los jóvenes atletas deberían prestar suma atención. Si en tu caso te dedicas a un deporte, practica como máximo cinco días semanales y toma los debidos descansos. Si participas en más de una actividad deportiva puede que esto te ayude a desarrollar distintas habilidades y evites lesiones. No obstante, ten en cuenta que no debes hacer ejercicio físico mientras sufras algún dolor. Si padeces determinada lesión traumática, estate seguro de darte suficiente tiempo para cuidarte, curarte y recuperarte. De este modo, tu cuerpo y tu rendimiento físico te lo agradecerán.

Si consideramos los efectos favorables que reporta el ejercicio físico para el corazón, los músculos, las articulaciones y la mente, es fácil observar por qué es inteligente hacer ejercicio. Una de las ventajas del ejercicio es que nunca es demasiado tarde para comenzar. Cosas tan mínimas como dar un paseo en bici o pasar el rastrillo en el patio pueden ser formas de hacer ejercicios cuando recién estás empezando. Hasta pasear a tu perro cuenta como parte de la hora de ejercicio diario (de hecho, los animales también necesitan realizar ejercicio al igual que los seres humanos, por lo que tu mascota también se verá beneficiada con tu dedicación).

Si en estos momentos realizas ejercicios, síguelos practicando durante la etapa adulta. Esto suele ser lo más difícil de lograr debido a las ocupaciones que progresivamente van surgiendo tales como los estudios o carreras profesionales.

Hacer ejercicio es tomar una decisión muy inteligente, pero aún más lo es el ser precavido y entrenar lo suficiente y no sobrepasarse porque las consecuencias pueden ser perjudiciales para el bienestar del sujeto en cuestión.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios