Ideas erróneas frecuentes y la forma adecuada de tonificar los músculos abdominales (parte I)

Ideas erróneas frecuentes y la forma adecuada de tonificar los músculos abdominales (parte I) 1

Muchísimas personas quieren un estómago plano. Existen numerosos libros, aparatos y vídeos que proclaman ser capaces de lograrlo. Algunos afirman incluso que sólo se requiere de unos minutos al día. Otros van más lejos y expresan que basta con tomar una pastilla quema grasas y que puedes seguir comiendo todo lo que quieras sin hacer ejercicio. Pero, ¿esto es posible? Descubre las ideas erróneas más comunes acerca de ponerse en forma y la forma adecuada de tonificar los músculos abdominales.

Estudia la anatomía de los músculos abdominales. Los abdominales se hallan en la zona media del cuerpo. Comprenden el músculo transverso abdominal, el recto abdominal, los oblicuos internos y los oblicuos externos. El transverso abdominal es un músculo profundo. Envuelve toda la parte abdominal y contribuye con la estabilización del tronco. Los oblicuos internos y externos se encuentran a ambos lados del recto abdominal y ayudan al cuerpo a efectuar movimientos laterales o de flexión y torsión. En la zona superior del transverso abdominal y entre ambos oblicuos está el recto abdominal. Se divide en lado derecho e izquierdo y en secciones.

Es el recto abdominal bien tonificado el que otorga al estómago plano esa imagen de tableta de chocolate. Poseer unos abdominales bien tonificados no sólo es relevante para el aspecto físico: unos fuertes músculos abdominales ayudan a mantener una mejor postura y equilibrio, y previene el dolor de espalda y las lesiones. Los músculos abdominales son el centro del cuerpo. Si el centro es fuerte, te sostendrá mientras llevas a cabo tus actividades cotidianas.

Evita los malentendidos. Hacer abdominales no es el único requisito para lograr unos músculos abdominales planos o definidos. Si bien hacer ejercicios específicos para los músculos abdominales te hace más fuerte, no disminuye la grasa. Asimismo es relevante hacer una variedad de movimientos. Dado que los músculos abdominales son grandes, no se puede entrenar con eficacia todo el músculo ni conseguir la tableta de chocolate con un solo ejercicio. Debes seguir un entrenamiento que oriente tus músculos abdominales mediante una variedad de movimientos para esculpirlos y entrenarlos completamente. Además, para desarrollar ese aspecto de tableta debes estar dentro de un rango de peso saludable y contar con un bajo porcentaje de grasa corporal. Con cualquier forma de entrenamiento de fuerza, los resultados no suelen aparecer hasta transcurridas entre cuatro y ocho semanas, dependiendo de la intensidad de la rutina de entrenamiento. Si te encuentras dentro del porcentaje de grasa corporal necesario, llevas un tiempo entrenando con frecuencia y haces una sesión de ejercicios abdominales completa, es posible que puedas ver cómo se definen en poco tiempo.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios