Entrenamiento en suspensión TRX: ¿De qué se trata?

Entrenamiento en suspensión TRX: ¿De qué se trata? 1

El entrenamiento en suspensión está de moda. En los últimos años se han presentado diversos métodos de entrenamiento que permiten trabajar la musculatura de manera integral, adaptándose a las necesidades de índole personal de acuerdo a las actividades cotidianas (posturas y rutinas). Este cambio de paradigma, conocido como entrenamiento funcional, permite mejorar: fuerza, estabilidad, agilidad, movilidad, tonificación, potencia, equilibrio, velocidad, quemar grasa, resistencia, rehabilitación, etc. y está direccionado a mejorar la calidad de vida de todos los que lo llevan a cabo.

Esta metodología (a diferencia de las máquinas de pesas con las que se trabajan grupos musculares aislados) facilita rangos de movimiento tridimensionales semejantes a los movimientos cotidianos (frontal, transversal y sagital). Hallamos múltiples utensilios: pelotas medicinales, mancuernas, tablas de equilibrio, pesas rusas, pelotas de entrenamiento, Bosu, elásticos, sacos de arena y el TRX como buque insignia del entrenamiento en suspensión.

Cuando hablamos de entrenamiento en suspensión hacemos referencia al conjunto de ejercicios funcionales en los que o los pies o las manos se sostienen al equipo de suspensión que consiste en un arnés sujeto a un punto de anclaje (árbol, puerta, etc.) ajustable y no elástico con una o dos asas unidas por una cinta, mientras la otra parte del cuerpo está en contacto con el suelo.

En cuanto a sus beneficios, el punto de partida es la autocarga, es decir, trabajar con el peso corporal y la resistencia a la gravedad exigiendo un reequilibrio constante. De esta manera, aparte del propio ejercicio, se activará la región lumbo-pélvica, clave en el cuerpo humana como punto de estabilización corporal para cualquier tipo de movimiento, facilitando un control postural, corporal y equilibrio en cualquier tipo de tarea.

Todo esto permite el desarrollo de: fuerza, coordinación, resistencia, potencia, estabilidad y flexibilidad, fortaleciendo abdominales o, de modo específico, espalda, pecho, hombros, piernas y cadera.

Realizando este entrenamiento, accedes a movimientos que implican a grandes cadenas musculares, también permite un aumento notable de la fuerza, equilibrio, tonificación y resistencia muscular. A su vez, con una buena rutina interválica puede ser utilizado como ejercicio cardiovascular. Con una intensidad moderada o alta y a buen ritmo se desarrolla resistencia funcional y fuerza mientras se queman calorías. Otro beneficio radica en la modulación de intensidades en función del peso, agarres y tipos de ejercicios. Facilita un entrenamiento global del cuerpo.

TRX es un método de entrenamiento en suspensión que fue desarrollado en los noventa por la fuerza de operaciones especiales de la armada de Estados Unidos como respuesta a la necesidad de mantener un buen estado físico en condiciones de aislamiento sin el material pertinente (pisos camuflados, submarinos, etc.). A falta de equipo, diseñaron un prototipo conformado por un arnés casero de entrenamiento hecho de tela de paracaídas y de un cinturón de karate. Y comenzaron a probarlo obteniendo muy buenos resultados. De esta manera se forjaron los cimientos del entrenamiento en suspensión que conocemos.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios