Ejercicios para mejorar la mala postura

Ejercicios para mejorar la mala postura 1

La mala postura constituye un problema para muchas personas, aunque no se den cuenta de ello en todos los casos. Suele suceder que no le demos importancia a nuestra postura. No obstante, si ésta no es la adecuada puede perjudicar nuestra salud, provocando problemas tales como dolores y contracturas.

Una de las causas que la originan refiere al hecho de pasar mucho tiempo sentado (o hasta parado) con esa mala postura frente a la computadora, el televisor, o al trabajar. En todos estos casos, los músculos del pecho se van apretando, lo que empuja la columna hacia delante y provoca que los hombros roten hacia el frente. Esto genera la postura jorobada que algunas veces se observa en las personas al encontrarse en estas posiciones. La mala postura hace que los músculos de la espalda se aflojen y aminoren. El término clínico para denominarlo es cifosis.

Puedes realizar los siguientes ejercicios para mejorar tu postura.

Estiramiento de pecho. Con el brazo extendido sobre el borde de una puerta, inclinarse hacia adelante lo más posible. Estirarse y mantenerse así durante treinta segundos. Repetir el mismo procedimiento con el otro brazo. Repetir tres veces por cada brazo.

Estiramiento de espalda. Con los brazos cruzados atrás de la cabeza y con la espalda sobre una superficie suave (almohada por ejemplo), estirar la espalda hasta donde sea posible. Es importante que en esa posición no te duela la espalda, es decir, no la fuerces. Deslizarse de arriba hacia abajo al estirarse. Repetir tres veces por treinta segundos cada vez.

Masajes. Para poder llevar a cabo este ejercicio, necesitarás una pelota suave. Masajear cada lado del pecho para relajar los músculos de los hombros. Realizar movimientos circulares para mejorar el resultado. Hacerlo durante treinta segundos, tres veces de cada lado.

Estiramiento en Y. Boca abajo, extender los brazos hacia el frente, en forma de Y. Impulsarse y levantarse lo que más se pueda, sin estirar demasiado la espalda. Mantenerse arriba por cinco segundos y regresar abajo. De esta manera relajarás los músculos de la espalda al mismo tiempo que los fortalecerás. Hazlo ocho veces, descansa y repítelo dos veces más.

Remos. Para efectuar este ejercicio, imaginar que se está remando un bote. Empezar con las dos manos extendidas hacia el frente. Traerlas hacia atrás hasta que los codos pasen la espalda. Volver a extender las manos y remar otra vez. Repetir quince veces, descansar y volver a realizarlo dos veces más.

Mantener una buena postura es imprescindible para una buena salud, así como lo es también alimentarse, hacer ejercicio y descansar. Una buena postura mejora la capacidad respiratoria y evita la aparición de dolores musculares y de columna. A su vez, descomprime los órganos del aparato digestivo, facilitando de esta forma el proceso y brindando una figura más estilizada.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios