Ejercicios para incrementar la altura (parte II)

Ejercicios para incrementar la altura (parte II) 1

Aunque se crea lo contrario, en verdad existen muchísimos ejercicios para incrementar la altura. Lo importante es repetirlos y practicarlos con frecuencia. Con el tiempo se apreciarán los tan anhelados resultados.

Hay diferentes tipos de estiramientos de piernas y pantorrillas, que serán muy útiles para el aumento de altura. Un buen ejercicio de pantorrilla es estar paralelo a una pared con las manos en ella y poner todo el peso sobre las manos. Posteriormente, mover lentamente una pierna cerca de la pared. Para darse cuenta de que lo está haciendo bien, debe sentir un estiramiento en la pantorrilla. Mantenga la posición durante veinte a treinta segundos y repetir unas cuantas veces.

Otra manera de incrementar la altura refiere al ejercicio la mesa, llamado así por el hecho de que uno se debe ubicar corporalmente en forma de mesa, es decir, simulando su estructura. Parece sencillo pero en verdad no lo es. Primero, siéntese en el suelo con las piernas estiradas. Después, coloque las palmas en el suelo con las manos mirando hacia los pies. Luego, coloque los pies apoyados en el suelo y empuje el tronco de su cuerpo hacia arriba hasta tal punto que su cuerpo se asemeje a una mesa.

Saltar la cuerda es un gran ejercicio de estiramiento corporal, sobre todo de las extremidades inferiores. Éste logra construir buenos músculos y estirar hacia fuera todo el movimiento de salto. Cuanto más frecuentemente pueda saltar la cuerda, más rápido comenzará a apreciar las consecuencias.

Otro ejercicio es el salto en el sitio. La verdad es que saltar es un ejercicio que extiende el cartílago del cuerpo, específicamente en las piernas. Con la repetición de saltos verticales o en cuclillas podrás estirar el cartílago para que el cuerpo se torne paulatinamente más alto.

El nado en seco o retroceso alternativo es una gran forma de lograr beneficios del estiramiento de la natación. Deberás ubicarte sobre tu estómago y estirar tus brazos y tus piernas. Levanta el brazo derecho y la pierna izquierda. Mantenga esa posición durante varios segundos antes de cambiar el brazo y la pierna contrarias.

Todos esos ejercicios pueden ser incorporados en una buena rutina diaria de ejercicios durante varios días semanales. Combínala con una alimentación saludable y nutritiva. Nunca hay que olvidar que la comida es imprescindible para estar sano y en forma. Es la contraparte necesaria para toda actividad física.

 

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios