Artes marciales mixtas: una revolución deportiva

Artes marciales mixtas: una revolución deportiva 1

En los últimos tiempos, las tendencias del fitness han cambiado: mientras hace unos años se daba prioridad a la estética corporal (volumen y tonificación) sin dar importancia a aspectos tales como la agilidad y el equilibrio muscular, actualmente el concepto está cambiando radicalmente dando mayor relevancia a disfrutar realizando una actividad física más integrada. Es en este marco donde irrumpen con mucha fuerza en los centros de fitness las artes marciales mixtas.

Permiten una activación de casi todos los músculos corporales y desarrollan tanto la fuerza como la velocidad y el equilibrio. Combinan técnicas de distintas artes marciales, como la lucha libre, el judo o el jiu-jitsu.

Los sistemas de combate de las MMA son híbridos y han sido creados con el correr del tiempo por muchos luchadores, enfrentando y adaptando las técnicas de diversas artes marciales y deportes de contacto para dar con el estilo más adecuado: capoeira, taekwondo, kick boxing, lucha grecorromana, muay thai… Bruce Lee fue el padre de las MMA, alrededor de los sesenta.

No cualquier persona puede practicarlo. Ten presente que se abandona por knock out o sumisión. Antes de entrar al ring, lo fundamental es practicar mucho la técnica. Ello sólo podrás hacerlo de la mano de un instructor especializado. Es indispensable poseer desarrollada una cierta musculatura, además de destreza. La calistenia o el crossfit pueden ayudarte con eso.

Todos los músculos se trabajan. Depende del tipo de movimiento en cuestión, se implicará más el tren inferior o el superior, pero a fin de cuentas, se trata de una combinación de todos los grupos de índole muscular, aunque la mayor parte de las técnicas comienzan y terminan en el core.

En lo que respecta al equipación que se necesita para llevar a cabo estas artes marciales, básicamente son: guantes reglamentarios (de 113g de peso, denominados guantillas), pantalones cortos, protector dental y suspensorio con coquilla. Es obligatorio luchar descalzo y sin camiseta. Las rodilleras son opcionales.

Algunas de las faltas de MMA que pueden justificar la descalificación de un luchador por parte del árbitro son: golpear con la cabeza, atacar los ojos, morder, escupir al contrincante, atacar la columna o la nuca, tirar del cabello, hacer el anzuelo (es decir, introducir los dedos en la boca del adversario tirando de las comisuras), atacar la entrepierna, pellizcar, patear los riñones, golpear la garganta o realizar movimientos de asfixia, e introducir un dedo en cualquier orificio, corte o herida del oponente.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciana Borgarello

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios