La alimentación, fundamental para la práctica deportiva

La alimentación, fundamental para la práctica deportiva 1


Es bastante común que en las competiciones deportivas los deportistas estén comiendo durante los descansos, es una forma de recuperar los líquidos perdidos o los niveles de nutrientes necesarios para mantener la intensidad en la competición.

De ese modo es habitual que los tenistas coman alguna fruta en algunos de los descansos, en las pruebas ciclistas siempre suele haber avituallamiento durante la etapa o en los partidos de fútbol y baloncesto, al terminar el partido, comen frutas, pasta y alimentos ricos en hidratos de carbono.

Esta práctica, y el hecho de que cada vez más gente se anime a la práctica deportiva por motivos de salud o puramente estéticos, están provocando que existan más tiendas especializadas en nutrición deportiva, tiendas que cuentan con profesionales tanto de la actividad física como de la nutrición y asesoran a todo tipo de clientes. Una de estas tiendas es MuchaNutricion.com, que cuenta con una amplia variedad de suplementos alimenticios y otros productos relacionados con el deporte y la nutrición.

Cómo debe alimentarse un deportista

La dieta de un deportista, al igual que la dieta para una persona con menor actividad física, debe ser equilibrada y completa. Eso quiere decir que la base la deben conformar frutas y verduras, al menos dos o tres raciones al día.

Es evidente que un deportista ha de ingerir más cantidad de calorías, porque por la propia actividad física, su metabolismo es mayor. Esa es la razón por la cual, los deportistas consumen mayor cantidad de hidratos de carbono, sobre todo cereales integrales, que además poseen mucha fibra y son beneficiosos para el tracto digestivo y para desintoxicar y regular el organismo.

En cuanto a carnes y pescados, se recomienda tomar carnes blancas (pavo, pollo, conejo) y pescados blancos, pues aportan gran cantidad de proteínas, necesarias para la síntesis muscular. Los pescados azules son una importante fuente de grasas saludables, como los ácidos grasos Omega-3. Este tipo de nutrientes reducen la inflamación muscular tras los entrenamientos, por lo que es imprescindible.

En el caso de los lácteos, se recomienda tomarlos desnatados, pues la leche es un alimento rico en grasas. Los productos lácteos además son una fuente importante de proteínas y vitaminas, o el calcio, imprescindible para el buen funcionamiento muscular y óseo.

Un deportista debe hacer un mínimo de cinco comidas al día y además de ello mantener una correcta hidratación, los suplementos alimenticios que comentábamos anteriormente deben servir como complemento de una dieta equilibrada, nunca como sustitutivos de comida.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios